domingo, 14 de octubre de 2007

LOS MONUMENTOS MEGALÍTICOS EN VENEZUELA

Los Monumentos Megalíticos, están representados por los menhires (monolíticos en fila, círculos o aislados, con o sin grabado o pintura) y dólmenes (monolitos verticales sosteniendo monolitos horizontales, con o sin grabado o pintura), colocados por el hombre.

Estos los encontramos en los estados Carabobo y Amazonas. En este último tenemos varios yacimientos con menhires. Tal es el caso del yacimiento "Kakuri", localizado en las sabanas de Parú, Alto Ventuari, el cual incluye puntos acoplados y amoladores líticos. El otro se encuentra en Uaraco, en el Cerro Yapacana, cerca del caño Yagua. En las sabanas de Maipures se localiza otro yacimiento con menhires. "Hay también en todas aquellas regiones megalíticos soberbios como los de Duida, Sipapo, Uaraco, Yapacana."
En la comunidad de Agua Blanca, muy cerca de Puerto Ayacucho, se encuentra el "dolmen de Agua Blanca", llamado también Piedra Angela. Este no es un dolmen de construcción humana sino un afloramiento granítico natural que el indígena aprovechó para colocar sus pinturas rupestres y enterramientos.
Desde el punto de vista cronológico, los megalíticos, por estar a veces acompañados de petroglifos y pinturas rupestres, se pueden considerar contemporáneos a estos.
Los Cerros y Piedras Míticas Naturales, son identificados por los grupos indígenas como entes de conexión con el mundo subterráneo, el mundo de las tinieblas y los espíritus ancestrales.

Un buen ejemplo de Cerro Mítico Natural es el Cerro Autana, al noreste del Estado Amazonas, cuyo verdadero nombre es Kuwai (el hijo de Napiruli) y es considerado el árbol cósmico, el árbol de la vida (de la yuca), centro del mundo, que relaciona la tierra y el infierno. En ese árbol se encontraban las semillas de todas las frutas que servirían de sustento a los hombres. El Autana es sagrado para la etnia Piaroa y Ye´kwana, y para numerosas etnias de filiación lingüistica arawaka.
Tepumereme, la montaña de La Encaramada, es como tantos otros Cerros Míticos Naturales, simbólico del sitio donde tuvo su origen la humanidad según una de las numerosas etnias amazónicas que habitaban nuestro país: los Tamanaco
Otro ejemplo de Cerro Mítico Natural, es el cerro Guanari, cuya forma es similar a la semilla del Guanaré, especie de palmera, la cual es usada para la buena suerte. Este cerro se encuentra acompañado de dos menhires naturales situados paralelamente al cerro y unidos a nivel del cuello por una piedra de forma cilíndrica. La leyenda cuenta que son dos hermanos, a los cuales el díos Tupana convirtió en piedra como castigo del incesto que cometieron.
Aquellas piedras del Amazonas y Guayana que por deformaciones naturales notables han sido integradas a la mitología indígena de la zona, se les denomina Piedras Míticas Naturales. Estas también presentan una frecuente relación mitológica con los petroglifos.
El conocimiento de algunas de estas piedras míticas naturales les está prohibido a mujeres y hombres no iniciados, y es en la cercanía de ellos que se realizan las ceremonias de iniciación masculina entre los grupos Arawakos del sur del Río Negro.

1 comentario:

zulay dijo...

Muy buena la información, estoy haciendo mi tesis para lic. en Arte sobre los Empalamientos y me parece bastante completo tu blog. Saludos Zulay Castañeda